Quemadores de grasa: cómo utilizarlos - Hypertrophy Nutrition
15845
page-template-default,page,page-id-15845,bridge-core-2.2.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

— QUEMADORES DE GRASA

CONTROL DE PESO

l carnitina

L-CARNITINA

La carnitina es responsable de la eficiencia del transporte de las moléculas a los sitios de quema de grasa

Así, CARNITINE 100 asegura una buena conversión de las reservas de grasa en energía, que se desembolsa en forma de calor. Al mismo tiempo, tiene un impacto positivo en el trabajo de los músculos del corazón y aumenta la resistencia del organismo al esfuerzo físico.

HTM EXTREME

Potente termogénico

HTM es un quemador realmente extremo que no te dejará indiferente: disminuye la grasa y no el músculo, reprime el apetito, te proporciona 6 horas de energía y aumenta tu ritmo metabólico incluso cuando has dejado de entrenar

quemador de grasa
    Sorry, no posts matched your criteria.

Desde hace tiempo los quemadores de grasa están presentes en la mayoría de productos para mejorar el físico y perder peso. Es un producto que ha conseguido hacerse un hueco en el mercado fitness y ayudar a muchos a cumplir con las metas que se han propuesto. Pero ¿funcionan realmente? Pues sí, resumidamente, esa es la respuesta. No obstante, hay que tener en cuenta que no son una fórmula mágica para adelgazar, sino una herramienta más para lograrlo.

Un quemador de grasa es un instrumento, una ayuda para alcanzar el peso deseado. No se puede caer en la equivocada idea de utilizarlo solo, sin acompañarlo por otras prácticas como el ejercicio o una dieta saludable. Por si solo no será suficiente, pero incorporado al resto de hábitos hará que los kilos que sobran desaparezcan mucho antes.

¿Qué son los quemadores de grasa efectivos?

Los quemadores de calorías son lo que se denomina un suplemento nutricional para dar un impulso extra a la pérdida de peso. Contienen una serie de sustancias con la capacidad para estimular el metabolismo y que este queme la grasa sobrante del organismo. A menudo también suprimen el apetito y elevan el calor corporal con el fin de eliminar peso. También disminuyen la absorción de grasa durante las comidas y potencian su eliminación haciendo ejercicio.

¿Cómo funciona un quemador de calorias?

La mayor parte de los ingredientes en un quemador de grasa potente lo que hacen es acelerar el metabolismo. Así estimulan la liberación de la adrenalina o la noradrenalina, neurotransmisores del organismo. La función de estos es la de liberal la glucosa del hígado haciendo que recurramos a la grasa acumulada para conseguir energía. Como se utilizan las reservas de grasa, estas empezarán a disminuir haciendo que la pérdida de peso sea más efectiva.

Además, los ingredientes que suelen ser parte del quemador de grasa mejoran la energía y reducen la fatiga, algo ideal en los entrenamientos que se llevan a cabo.

Duración del consumo de quemadores de calorías

Esta cuestión no está clara no existe una respuesta uniforme para todos los casos. Como ocurre en cualquier aspecto que involucre al cuerpo humano, a la hora de medir y recomendar cuanto tiempo consumir estos suplementos, hay que estudiar el caso con detenimiento.

Por ejemplo, si se está frente a una persona que padece un sobrepeso desmesurado, es evidente que tendrá que tomar estos productos durante un tiempo más prolongado que alguien que simplemente quiere bajar unos kilos. Sin embargo, esto tiene truco, porque como se explicará más adelante existen diferentes tipos que se adaptan a las necesidades de cada persona.

La cuestión verdaderamente relevante aquí es que es necesario llevar un seguimiento del organismo para asegurarnos de no tomar un consumo excesivo de suplementos buscando que actúen más rápidos. Para ello se recomienda la precaución y, si es posible, contar con algún profesional al que recurrir en caso de dudas o para que el mismo nos recomiende las pautas a seguir para consumir un producto así.

Guía para elegir el mejor quemador de grasa

A la hora de elegir un batido quemador de grasa para incorporar a una dieta es importante tener claros una serie de puntos que vamos a analizar para que la elección sea la más adecuada para cada caso. Estos factores ayudarán a que la decisión final sea lo óptima posible.

Ingredientes que lo componen

El factor más importante en un quemador de grasa potente son sus ingredientes. Leerlos con detenimiento es un paso muy importante para entender cómo va a funcionar en nuestra dieta. Es muy recomendable saber que ingredientes se ajustan mejor al tipo de cuerpo que tenemos con el fin de incorporar a la rutina el que más convenga. Aparte de los ingredientes hay que comprobar en que cantidad están cada uno, no vale que un ingrediente beneficioso sea solo un porcentaje minúsculo del quemador de grasas, hay que buscar un equilibrio. Si no se está seguro de lo que hace cada uno en nuestro metabolismo, el mejor consejo que se puede dar es hablar con un dietista o nutricionista que nos recomiende la mejor elección.

Los distintos tipos que existen

Para adaptarse a cada cuerpo y situación, existen distintos tipos de eliminadores de grasa que tienen un enfoque distinto a la hora de ayudarnos a eliminar esas calorías. Dependerá del estilo de vida que llevemos o del peso en el que estemos el elegir uno u otro según nuestras necesidades y objetivos. Dentro de los diversos tipos a nuestra disposición encontraremos aquellos que reducen las ganas de comer, los que ayudan a que el metabolismo funcione más rápido, o los que dan un extra de energía para seguir con la rutina de ejercicios, por ejemplo.

Los supresores del apetito están recomendados para prevenir el consumo de comida fuera del horario que nos hayamos impuesto dentro de la dieta que llevemos a cabo. Está científicamente demostrado que su consumo produce los nutrientes suficientes como para que el cuerpo funcione sin necesidad de comer a deshora. Gracias a ellos evitaremos esos tentadores snacks de media mañana que tanto afectan a una dieta y lastran la pérdida de peso.

Los bloqueadores de grasa, como su nombre indica, ayudan a que el cuerpo no absorba más de la necesaria eliminando el exceso de forma más eficaz que si no los tomásemos.

Uno de los más eficaces del mercado es el quemador de grasa térmico. Estos ayudan a elevar el calor corporal de forma que cuando estamos haciendo ejercicio producimos más calor ayudando a que gastemos más energía y, por tanto, quememos más grasa.

Otro tipo muy eficaz dentro de los quemadores de grasa para adelgazar son aquellos que no llevan estimulantes. Especialmente indicados para aquellas personas que no toleran la cafeína o sustancias similares.

Consejos para hacer más eficaces los quemadores de grasas

Como ya se adelantó, un quemador de grasa es un añadido más en una lista de tareas que hay que hacer para poder llegar al ansiado peso que buscamos. Por ello, dejamos una lista de recomendaciones que hacer si queremos sacar el máximo partido a estos fantásticos suplementos.

1. Aumenta el consumo de proteínas.

El consumo de proteínas ayuda a quemar grasas ya que son un nutriente térmico natural, es decir, el cuerpo consume más energía para procesar dichas proteínas de la que usa para las grasas o los carbohidratos. Sustituir alimentos grasos por alimentos con alto contenido en proteínas nos acerca un paso más a deshacernos de la grasa.

Los suplementos de proteínas como las barras de proteínas pueden suplir la necesidad de proteína para todo un día. Además, reducen el apetito entre comidas y aportan un impulso de energía ideal para los entrenamientos.

Por si fuera poco, la proteína es ideal para ayudar a que los músculos se desarrollen, algo que se notará una vez empecemos a bajar de peso y la musculatura del cuerpo empiece a marcarse, lo que nos lleva al siguiente punto.

2. Entrena la fuerza para potenciar los efectos del quemador de grasa.

El entrenamiento de la fuerza es uno de los más completos y positivos para nuestro organismo. Normalmente, este tipo de entrenamiento está basado en levantar peso y ejercitar la musculatura mediante las repeticiones. Está probado por muchas investigaciones que mejora notablemente la salud de quien lo practica y estimula la disminución de peso de forma notable. .

Para lograr que estos entrenamientos surtan verdadero efecto sobre nuestro cuerpo, es necesario llevar siempre al límite los músculos. Esto no significa que haya que lesionar el cuerpo o sobrepasar el máximo al que podemos llegar. Lo que se quiere decir es que hay que ir aumentando progresivamente el peso y las repeticiones que hagamos, a ser posible siendo supervisados por un experto en estos temas. Gracias a los batidos quemadores de grasa obtendremos un impulso extra en los entrenamientos, que sumado al resto de propiedades de estos harán que la eliminación de la grasa sea más efectiva.

3. Consume grasas saludables

Hay que tener en cuenta que no todas las grasas que consumimos son nocivas para el cuerpo, por algo nuestro organismo las absorbe. La grasa también aporta su granito de arena a la hora de hacer crecer la musculatura. También contribuye a que nos encontremos más saciados después de cada comida y, por tanto, ayuda a que no piquemos algo entre horas.

Pero ¿cómo puede ser que haya que consumir grasas si el objetivo es perderla? Pues bien, lo primero que hay que tener en cuenta es que no toda la grasa es mala. Hay grasas que entran en la categoría de saludables y hay que conocerlas para poder incorporarlas a la dieta. Las principales grasas saludables podemos encontrarlas en los frutos secos o en el pescado. También son fuente de grasas saludables los aguacates, las nueces y las semillas.

4. Reduce el consumo de los carbohidratos en tu dieta

Disminuir el consumo de carbohidratos acelerará el efecto eliminador de los quemadores de grasas ayudando así a que las reservas de estas se agoten más rápidamente. Cuando se consumen demasiados carbohidratos lo que se está haciendo es nutrir estas reservas de manera que es más complejo agotarlas. Además, los carbohidratos no aportan al organismo nutrientes con lo que su consumo en exceso provoca que se desplacen otros alimentos más beneficiosos.

Por si lo anterior fuera insuficiente, el consumo de carbohidratos está asociado con el aumento de glucosa en sangre, algo muy nocivo para el metabolismo y que puede provocar diabetes tipo II si no se controla.

Si se quiere sustituir el consumo de carbohidratos vacíos recomendamos el uso de cereales integrales. Estos tienen un mayor aporte de fibra al cuerpo, lo que contribuye a que nuestro aparato digestivo funcione en óptimas condiciones, ayudándonos a eliminar la grasa y limpiando el organismo.

5. Mantén un alto nivel de hierro en el organismo

Un consumo adecuado de hierro es esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. La deficiencia de este puede alterar la hormona que regula el peso del organismo y, por tanto, influir en el peso. Es vital comer alimentos ricos en este para que la función del tiroides se regule y ayude a que eliminemos el peso sobrante correctamente.

Además, la falta de hierro provoca fatiga, mareos, dolores de cabeza y problemas respiratorios. El tratamiento de la deficiencia de hierro mediante la inclusión de hierro en la dieta puede ayudar a que el metabolismo contribuya a que la actividad física se desarrolle con normalidad evitando la sensación de debilidad.

Para mantener uno niveles óptimos de hierro en el cuerpo se deben consumir carnes rojas, carnes de aves, verduras verdes como la lechuga o las espinacas y legumbres, sobre todo la lenteja. Con esto nos aseguramos de cumplir con el mínimo de hierro para cualquier persona. Y siempre se puede hacer uso de suplementos si alguno de estos alimentos no entra dentro de nuestras preferencias alimenticias por ser vegetarianos o veganos.

6. Duerme bien

No importa lo que se tenga un quemador de grasa potente si no se duerme bien. Este es sin duda el mejor consejo que se puede dar si alguien está en el camino de bajar de peso. Un sueño reparador es la base de todo entrenamiento y de todo plan para bajar de peso.

Varios estudios indican que las personas que duermen mal o que duermen menos de 7 horas diarias presentan un patrón muy similar en cuanto a su peso. Los resultados de estas investigaciones coinciden en que mientras menor es la calidad de sueño de una persona, más sobrepeso presenta. En contraposición a lo anterior, varios estudios afirman que dormir al menos 7 horas diarias, manteniendo unos hábitos uniformes al dormir contribuyen positivamente a mantener un peso ideal y ayudan a aquellos que quieren eliminar grasas.

Con estos consejos podrás lograr que los quemadores de grasa contribuyan a un mejor resultado. Como ya hemos dicho, no son un milagro que excluya el esfuerzo en las demás áreas de un plan para adelgazar, pero sí que son una ayuda muy valiosa para lograr dicho objetivo y acelerarlo.